//Entrevista a Felicidad Martínez: “La humanidad es capaz de proezas maravillosas”

Entrevista a Felicidad Martínez: “La humanidad es capaz de proezas maravillosas”

Estamos en mayo y #UnAñoDeAutoras se viste de felicidad. De Felicidad Martínez.
A continuación tenéis su entrevista, un complejo repaso por la mente detrás de la autora que os impulsará a sumergiros en su lectura sin contemplaciones.

¿Por qué las mujeres estamos siendo tratadas de manera diferente dentro del mundo literario?

Porque, como todo el mundo sabe, somos delicadas florecillas de invernadero y, como tales, es mejor que sigamos resguardadas en nuestra casita de cristal, donde se nos puede ver desde la distancia y sin molestar. Qué otra cosa si no.

Ahora, en serio. El trato no es diferente a lo que sucede en otros ámbitos, es uno más de tantos. Afortunadamente, eso está cambiando. El cristal del invernadero se está rompiendo… desde dentro. Algunos que están fuera dicen «Horror. Una grieta en esta perfectísima casita de contención que tanto me ha costado mantener. Deprisa. Tapadlo, que no se note». Otros, sin embargo: «¿Había un cristal? No me di cuenta, de verdad. Hey, ¿estás ahí? ¡Te oigo! Te ayudaré a romperlo para que puedas salir». Dentro y fuera. No lo olvidemos nunca.

¿Qué podemos hacer para apoyarnos entre nosotras?

Comprar, comentar, twittear, compartir… y, sobre todo, exigir. Si estadísticamente somos las que más literatura consumimos, también somos las que tenemos poder para cambiar las cosas a base de billetera, que es lo que de verdad duele a las editoriales. Sé que esto último no va a pasar, pero, coño, ruido y hechos. Si exiges visibilidad, luego no te limites a comprar a los de siempre. No sé si me explico.

¿Te has sentido discriminada en alguna ocasión por ser mujer?

Hmmm… No sé si discriminada es la palabra, pero sí he sentido que he tenido que hacer el triple de ruido para conseguir lo mismo: que la gente se quede con mi nombre, y mira que no debería de ser difícil con el que tengo, eh.

Ahora bien, hace unos doce años alguien dijo que yo era una groupie fea que va de diva. Así, con esas palabras. Aparte de quedarme ojiplática, de inmediato tomé una decisión: si quería labrarme un nombre y que se me reconociera por méritos propios, no podía ser conocida en el fandom como «la novia de». Así pues, a menos que se me preguntara explícitamente, no mencionaría jamás quién era mi pareja.

¿Exagerado? Puede. Eso pensaba hace dos años, que por fin me había hecho un hueco y que no pasaba nada por decir al mundo entero con quien compartía mi vida. Pero entonces me vi en una situación en la que obtuve la siguiente respuesta: «Ah, pillina. Ahora lo entiendo todo». Y de nuevo sentí que volvía a ser esa groupie fea que va de diva. Por otro lado, no dejaba de preguntarme si el tono habría sido el mismo de ser al revés. ¿«Ah, pillín»…, o bien «Ah, qué guay»?

También es posible que haya equivocado el enfoque todo este tiempo. Quizás debí aprovechar en su día el ser «la novia de» para no tener que esforzarme el triple durante todos estos años y que al final la gente se quedara con mi nombre. Como decía aquel: que hablen de ti aunque sea bien. Es posible. Tal vez. Pero es que no soy así. Quiero que me veas. A mí. A mis textos. A mi esfuerzo.

¿Qué consejo le darías a una compañera que acaba de iniciarse en este mundo y lucha por publicar su primer manuscrito?

Paciencia. Acude a festivales, entérate de lo que se mueve en el fandom. Si a tus lectores beta todo les parece perfecto, busca a otros, aunque sus comentarios duelan. Estudia tu herramienta de trabajo, haz caso a los correctores de estilo (una pista: saben mucho más que tú), abre una cuenta de Twitter (parece que, últimamente, a los editores grandes es lo único que les importa: el número de seguidores que tengas), afianza contactos (nunca forzados) y sobre todo, sobre todo, sigue el blog de Gabriella Campbell. Ella te va a explicar mucho mejor que yo qué debes hacer y qué no.

En La mirada extraña, hay una gran diversidad de modos de percibir la realidad, ¿los fuiste ideando a medida que avanzabas en la escritura o ya los tenías todos creados antes de ponerte a ello?

Mitad y mitad. Las bases las tenía muy claras. Luego te enfrentas al texto, a situaciones que se te presentan, y tienes que hacer un alto y pensar. Por suerte, no me llaman Spock por nada, así que tiro de la fría lógica, y la solución sale sola. Por otra parte, mi pasión por el estudio del lenguaje, el cómo se adquiere, me ha facilitado muchas cosas, entre ellas: aprender a cambiar el foco sin arrastrar prejuicios de valor.

El final de Despertares es crudo y cortante, aunque posiblemente la mejor opción para una historia como la que nos cuentas en él, ¿es este tipo de final consecuencia de tu forma de ver el mundo y la sociedad en que vivimos?

Hmmm… no. A pesar de lo catastrofistas que pueden parecer algunos de mis textos, lo cierto es que creo, firmemente, que la humanidad es capaz de proezas maravillosas y que el problema es que las acciones de la gente horrenda hacen mas ruido que las bondades. Por eso el futuro parece adverso cuando en realidad la esperanza es posible…, si no nos dejamos amedrentar por los malvados.

Ahora bien, Despertares se ambienta en el universo space opera del escritor Víctor Conde. En él, el emperador Gestáltico crea en cierto momento un montón de universos burbuja y, años después, decide que eso no funciona.

Aproveché eso para desarrollar a mi antojo un posible universo burbuja (no muy diferente a cómo me he planteado otros escritos ambientados en escenarios de otros autores), pero en lugar de ubicarlo en un punto cronológico donde la redención es posible (como hemos visto miles de veces en películas o leído en libros), pensé: «¿Y qué pasaría si te enteras de algo cuando no queda tiempo posible para enmendarlo? ¿Qué cara se te queda? ¿Cómo aprovechas los últimos minutos?». Eso es lo que a mí me importa. Es más, algo parecido sucede en La mirada extraña: el destino aciago. ¿Qué haces? Yo opto siempre por ser fiel a tus principios hasta el final y con todas sus consecuencias, sean las que sean.

A medida que lees tanto en La mirada extraña como en Despertares llega un punto en que todas las piezas que se han ido poniendo sobre el tablero encajan como un puzle, permitiéndonos ver cómo están relacionadas todas las historias, ¿tendremos el placer de leer más obras tuyas con este tipo de estructura?

No sé escribir de otra forma. En unas ocasiones será más evidente, en otras, menos. En algunos títulos se verá en la propia estructura, en otros…, ahí va un secreto: todos mis textos publicados (salvo aquellos que se ambientan en universos de otros autores) están interconectados. Y no, no es porque me leyera La Torre Oscura de Stephen King. La idea me la dio Heinlein, muchísimo antes, y otro libro que leí de jovencita. No diré títulos porque sería un spoiler muy gordo, pero bueno, que lo sepáis.

¿Cuál es tu próximo proyecto literario?

Pues estoy muy emocionada escribiendo mi primera novela de fantasía. Pensé que no sería capaz, pero cuando te das cuenta de que un buen sistema de magia debe seguir unos principios lógicos y verosímiles con la ambientación, como la ciencia y su entorno, se me quitaron los miedos. Aunque, bueno, el temor de que a la gente solo le interese mi ciencia ficción está ahí, claro. Ya veremos qué recibimiento tiene cuando salga publicado.

Añade lo que quieras a continuación, Felicidad.

Allá voy ^_^

En primer lugar, mil gracias por hacerme un hueco. Te lo dije en su día y te lo vuelvo a repetir: me encanta tu blog y me encanta el esfuerzo que estás llevando a cabo para dar visibilidad a autoras.

En segundo lugar, compañeras, que no os quepa duda de que estamos aquí para quedarnos. No será fácil ni obtendremos resultados inmediatos, pero, en mi caso al menos, me conformaré con que las futuras generaciones de autoras no tengan que enfrentarse a tantos obstáculos como nosotras. Mientras tanto, voy a hacer todo lo que esté en mi mano para daros voz, para que no os sintáis solas y apartadas, para que no paséis por lo mismo que yo; pero ojo, nunca, jamás se me ocurrirá la torpeza de apartaros de la realidad.

No os fiéis de entusiasmos exacerbados. Cuando todo es maravilloso y huele a nubes, arrugo la nariz. Y es que conmigo podéis tener clara una cosa: cuando algo me guste lo gritaré a los cuatro vientos. Cuando me parezca malo o mejorable también lo indicaré. Nadie nace sabiendo. Yo tampoco. Y me equivoco como cualquiera, pero si nadie me dice en qué, no podré subsanar el error.

Por último, en un mercado tan pequeño como el nuestro, la rivalidad existe, no nos engañemos. Lo que sí está en manos de cada una es tomárselo como una manera de estar despierta en todo momento y esforzarse por mejorar. En el rugby, por ejemplo, es habitual que, después de haberse dado de tortas en el campo, los dos equipos se vayan juntos a celebrar el partido. Pues eso es lo que quiero. Una competición limpia y que después lo celebremos todas juntas sin importar quien se haya llevado el gato al agua en esa ocasión. Ya habrá más.

Y… mejor lo dejo porque voy a empezar a sonar al Grinch, jejeje. Una vez más, mil gracias por darme un espacio para contar mis desvaríos ;-P

By | 2018-05-10T13:26:41+00:00 mayo 10th, 2018|Escritoras de ciencia ficción|3 Comments

3 Comments

  1. Archange Maudit 10/05/2018 at 20:20 - Reply

    Enhorabuena por una entrevista fabulosa, María del mar. Felicidad es una autora que estoy deseando descubrir con la lectura y disección de La mirada extraña. De momento veo que hay muchísimas cosas que aprender de ella: una visión del fandom plena de sororidad, su valentía a la hora de afrontar nuevos retos y su lucha constante por romper la pared de cristal.

    Abrazos y mil gracias 💜

  2. Consuelo Abellán 10/05/2018 at 13:42 - Reply

    ¡Estupenda entrevista! ¡Muchas gracias!

  3. Alejandro de Valentín 10/05/2018 at 13:41 - Reply

    Con “La mirada extraña” tuve que reiniciar la lectura tras leer casi 50 páginas. Hacía mucho tiempo que no me pasaba, pero es que me llevó a un sitio muy lejano y desconocido, y soy de los que leo el libro desde el mundo que me plantea; y no lo conseguí a la primera. Visto lo que me gustó, fue un acierto comenzar de nuevo.

    Creo que le irá bien con su proyecto de fantasía. Tiene armas para ello.

    Es la primera entrevista suya que leo. Me alegra de verla en tu casa, Mar.

Leave A Comment

Responsable: María del Mar González Gómez | Finalidad: gestionar los comentarios | Legitimación: tu consentimiento expreso | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de mmarglezgomez.com) en Amsterdam, Holanda | Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos | Información adicional: Aviso legal y política de privacidad de mmarglezgomez.com | Contacto: info@mmarglezgomez.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies