//La ciencia de la ficción: ¿Tengo que ser de ciencias para escribir cifi?

La ciencia de la ficción: ¿Tengo que ser de ciencias para escribir cifi?

Cuando te enfrentas a un proyecto literario, debes ir pasando por las diferentes etapas que constituyen dicha aventura, así que te documentas, realizas una escaleta o un primer borrador. Cuidas cada aspecto al máximo para que el resultado sea espectacular.

Como escritor de ciencia ficción has de tener en cuenta un elemento extra en la ecuación del éxito. La ciencia.
Y es que dentro de la multitud de subgéneros literarios de la ciencia ficción hay química, física, biología y más ciencias sociales de las que cabrían en este artículo, ¿es necesario saber de todo?

No te agobies.
Voy a responder a todas tus preguntas en esta entrada.
Y si te queda alguna, déjala en los comentarios. Estaré encantada de ayudarte.

¿Tengo que ser de ciencias para escribir CiFi?

Si tienes formación científica tendrás las cosas más fácil en ciertos aspectos pero tampoco es imprescindible, ya que puedes integrarlo como una tarea más de documentación. Obviamente, si tú, lector, eres de ciencias, vas a estar familiarizado con un tipo de lenguaje y explicaciones que alguien sin esta formación no tiene.

No pierdas de vista que, los que estamos formados en ciencias tampoco hemos estudiado todas las ciencias. Por mucho que nos pese, no podemos saber de todo. Es por ello que la clave está en buscar una historia con la que te sientas cómodo y que seas capaz de desarrollar.

Todo escritor se encuentra en estado de continuo aprendizaje. Mente y corazón abiertos.
Imagina que quieres escribir sobre el cultivo de lechugas transgénicas en una estación espacial. Si te interesa meter este elemento sí o sí, puesto que es clave en la trama, tienes tres opciones:

  • Tirarlo a la papelera. Bastante difícil es escribir un libro como para preocuparse de cómo afecta la gravedad al crecimiento de las raíces en las plantas.
  • Lánzate sin red y arriésgate a descalabrarte si te lee alguien que sí sabe que además influye donde se coloca la fuente de luz y que los últimos estudios indican que la gravedad no es ‘tan’ importante como se creía.
  • Aprende sobre su cultivo, lee, investiga y tómatelo como un reto. A mi encantan los datos curiosos, ¿y a ti?

Que tengas una mayor formación en letras o ciencias te va a ayudar en aspectos concretos de la novela, pero ninguno de las dos son imprescindibles, en un principio. Lo que importa es el trabajo duro, la continua formación y la adquisición de hábitos diarios de escritura.

Quizá yo lo tenga más fácil si integro algún elemento científico relacionado con mis estudios de biología, pero si quiero hablar de la duración de los ciclos noche/día dependiendo del tamaño de un planeta o su rotación, tendré que leer sobre ello. Además tengo que aprender métodos de escritura, redacción y márquetin, pero esa es otro tema que trataremos en otra sección.

Entonces, ¿cuánta ciencia tengo que saber?

La ciencia que debes conocer, a priori, depende del tipo de obra que quieras escribir. Si pretendes realizar una fascinante trilogía de ciencia ficción hard, vas a necesitar más conocimiento científico que si vas a escribir un relato soft sobre mundos paralelos.

Igualmente, depende de los aspectos que vayas a tocar.
Por ejemplo: tienes entre manos una distopía que ocurre en España dentro de tres siglos, dónde un horrible tirano se hace con el poder de toda Europa y trata al pueblo con puño de hierro. En este caso lo que te viene bien es conocer ejemplos históricos de situaciones similares, estudios antropológicos del comportamiento humano ante ciertas situaciones o conocimientos psicológicos sobre los líderes más carismáticos en el pasado.

Estaríamos tocando, en el caso anterior, el terreno de las ciencias sociales que es, en principio porque como todo depende la profundidad en la que entres, más fácil de comprender sin estudios específicos. Lo mismo ocurre si usas un poco de biología, física o matemáticas básicas.

Es por todo ello que si eres una mente inquieta, que ama las ciencias pero también la historia, que se bebe los libros de divulgación como yo hago con el café, siempre te será más fácil con independencia del punto del que partas. Y encima, conocer, leer, y aprender de forma continua es una fuente de inspiración magnífica para tus cuentos, novelas y relatos.

la-ciencia-de-la-ciencia-ficcion

Creatividad y lógica. Usa tus dos hemisferios cerebrales.

Y si me va lo hard ¿qué hago con mi vida?

Pues dedicar un empeño especial a este punto. Yo soy así.
Cuando veo pelis o series que sacan de contexto datos biológicos básicos me salgo de la historia porque le resta verosimilitud, y eso que ya tengo el cerebro muy entrenado para ignorar ese tipo de escenas.
Necesito que la ciencia ficción sea lo más creíble posible para poder disfrutar de lo que está pasando en el libro como se merece.
Y deseo que mis lectores jamás se salgan de la historia por una metedura de pata.

Quiero darles mundos reales, vivos, en los que sientan que mis historias jamás pudieron ser de otro modo.
Por eso estoy aquí querido lector, escritor y compañero de armas.
Soy escritora (dilo conmigo, dilo bien alto, ponte en pie para decirlo). Deseo que mi lector se pierda en mis páginas y llene su mente con una historia tan bien hilada que no sea capaz de salir de la lectura aunque sean las cinco de la mañana y tenga que levantarse a las siete para trabajar. No va a ser sencillo, las cosas que realmente importan nunca lo son.

Vamos a lograrlo juntos. Por eso este post de ciencia no va a ser el único. Será una sección ‘La ciencia de la ficción.
En cada entrada veremos un tema diferente para enriquecer nuestras historias: La fuerza de la gravedad, biotecnología, niños a la carta, inteligencia artificial o el cambio climático son algunos de los temas que barajo. Serán posts que tratarán cada tema con un lenguaje sencillo para que sea cual sea tu condición de inicio, puedas aprovecharlo. Y con enlaces a trabajos científicos para los más hard de lo hard 🙂

¿De qué tema te gustaría que hiciese una entrada?
Si te ha gustado este post, compártelo, déjame un comentario y suscríbete a mi lista de correo.

Y sobre todo, escribe, lee, sueña con ese mundo que solo tú eres capaz de visualizar.
Danos la posibilidad de conocerlo. Fuerza y valor.

 

13 Comments

  1. Alvaro AM 15/12/2017 at 16:40 - Reply

    Me ha encantado el post. Si ya de por si es complicado escribir una historia, añadir el elemento de documentarse con artículos científicos para apoyar la ambientación de la historia complica mucho más escribir en este género.

    Pero también es cierto que cuando lees artículos científicos o libros de divulgación científica, en seguida se te ocurren ideas. 😀

    Y si te gusta la ciencia ficción…es que sientes curiosidad por la ciencia en general.

    Todavía no he leído a fondo tu blog, pero me encantaría ver entradas relacionadas con la biología en el espacio, o libros que recomiendes sobre biología para estar bien documentados. 🙂

    ¡Un saludo!

  2. Carlos 06/11/2017 at 22:17 - Reply

    Es todo labor de investigación, como tú dices. Y curiosidad, claro, que aquí no mata al gato sino a las horas del reloj.

    Adquirir verosimilitud es cuestión de saber qué elementos científicos has incluido en tu novela y comprender bien cómo funcionan. Siempre digo que no hace falta que se lo expliques al lector, porque no quiere un doctorado en física, sino entretenerse, pero es importante que tú lo tengas en cuenta para no cometer errores.

    Agradezco mucho que te hayas unido al club de los que hacemos ciencia y ficción. Hacen faltas más mentes inquietas.

    En este asunto quizá te interese echarle un vistazo a los artículos de biología de Tintes de ciencia o mi propia página web. Para que sigas formándote y anticipando nuevos artículos.

    • Mmar González 09/11/2017 at 12:32 - Reply

      Tanto la tuya como Tintes de Ciencia son de mis blog de cabecera. Me encantan 🙂
      La CiFi siempre ha formado parte de mi vida, pero al fin me he decidido a tirarme a la arena y luchar.

      Un honor tenerte por mi humilde casa =)

  3. Rafa de la Rosa 05/07/2017 at 09:16 - Reply

    ¡Qué post más chulo, Mar!

    Estoy de acuerdo, no hace falta ser de ciencias para escribir cifi, ni siquiera para escribir cifi dura. Solo hay que formarse.
    ¿Que ya tienes parte de los conocimientos proque has hecho algún estudio de ciencia? Bien. ¿Que no los tienes? Bueno, pues estudias un poco más, te informas un poco más. Así de fácil.

    Me ha encantado, de verdad.

    Un saludo.

    • Mmar González 06/07/2017 at 14:04 - Reply

      Hola, Rafa.
      Es un honor verte por mi humilde blog.

      Lo que me animó a escribir esta introducción para la sección fue, precisamente, que varias personas me preguntaban por ello, y ya has visto que en twitter también lo he hablado con varias. Es algo candente que deja al futuro escritor con dudas y quiero que quede claro:
      Tienes todo el universo por delante, nada te está vedado. Adelante.

      Gracias por comentar, encanto.

  4. Archange Maudit 01/07/2017 at 02:11 - Reply

    Yo, que toda mi vida he sido de letras puras (un par de malos profesores de ciencias han hecho que me aleje de ellas), encuentro apasionante y divertida la investigación sobre asuntos científicos a la hora de escribir. Como bien has explicado la tarea de documentación es la misma sea cual sea el tema que vayamos a tratar, por lo tanto todo aprendizaje que permita que el mundo que estás creando tenga realismo dentro de sus propios parámetros es tiempo bien empleado.

    Tomo nota de todo y espero seguir leyendo y aprendiendo contigo, que mis lagunas científicas son del tamaño del gran cañón 😅

    ¡Un gran abrazo!

    • Mmar González 03/07/2017 at 19:27 - Reply

      Pues en ese caso, espero que te guste especialmente esta categoría nueva de contenidos. La estoy haciendo con especial cariño porque combina las dos cosas que más me gustan en el mundo: La ciencia y la ciencia ficción 😀

      Un abrazo para ti, gracias por comentar 😉

  5. Maq 01/07/2017 at 00:26 - Reply

    Puesto que soy doctor en física, un amigo me ha querido consultar detalles para sus relatos un par de veces. Dos curiosidades que destacaría de nuestras conversaciones fueron: que en la realidad un batalla espacial sería leeeeenta, y que en muchas historias del espacio la respuesta a la pregunta “¿cómo se desplazan de un sitio a otro?” es simplemente “Rápido”

    • Mmar González 03/07/2017 at 19:25 - Reply

      De alguna manera hay que conciliar la ciencia y la escritura para conseguir un todo que funcione. Lógicamente, es de sabios hacer concesiones, como en el caso de las naves espaciales y las luchas interestelares.

      Para mí, el quid de la cuestión es que para poder hacerlas con criterio deber saber sobre qué las estás haciendo. No se trata solo de improvisar y si algo te conviene, cambiarlo. Es más profundo, es una reflexión.

      Gracias por pasarte por mi casa y dejar tu comentario, espero verte a menudo por aquí 😀

    • Carlos 06/11/2017 at 22:19 - Reply

      Pues a raíz de esto me viene a la cabeza el combate espacial del tercer o cuarto episodio de The Expanse. Donde dos flotas enemigas se están lanzando torpedos y la comandante de la nave marciana bebe su café tranquilamente mientras contempla en la pantalla los siete minutos que los torpedos tardarán en hacer blanco.

      • Mmar González 09/11/2017 at 12:34 - Reply

        Creo que es de las pocas veces que he visto esperar durante un combate. El detalle me sorprendió muchísimo porque no suele tenerse en cuenta. Tengo pendiente la segunda temporada de The Expanse, a ver que tal está 😀

        Gracias por pasarte, Carlos, nos leemos =)

  6. Alejandro de Valentin 29/06/2017 at 17:09 - Reply

    Para escribir ciencia ficción dura hay que documentarse muy muy bien, o se corre el riesgo de cometer fallos de coherencia. Otra posibilidad es dejarse llevar por la imaginación en base a unas leyes simples que ya existan en el presente. Asimov imaginó la psicohistoria en base a unas premisa que todos hemos estudiado en matemáticas: un muestreo estadístico de proporciones gigantescas reduce el margen de error a límites ínfimos.

    También la perspectiva del personaje principal ayuda a evadir la necesidad de complicarse la existencia con datos técnicos. Por ejemplo Solaris y Pórtico, donde los protagonistas no llegan a entender completamente la ciencia que les rodea; ni falta que les hace.

    Imaginación y coherencia son el binomio clave de escribir CiFi. El resto, literatura.

    • Mmar González 29/06/2017 at 20:17 - Reply

      ¡Hola de nuevo, Alejandro!
      Es un placer verte por esta casa.

      Exacto, la ciencia mal usada puede llevar a un auténtico quebradero de coco tanto para el escritor como para el lector, y es precisamente, aliviar este problema el que vamos a tratar en la sección nueva.

      Obviamente, como se ha recalcado en la entrada, todo depende del fondo de nuestra historia, de lo fuerte que nos metamos con la parte científica y de las perspectivas de nuestro manuscrito.

      Una vez más, gracias por comentar y compartir mis entradas.
      Un beso.

Leave A Comment

Responsable: María del Mar González Gómez | Finalidad: gestionar los comentarios | Legitimación: tu consentimiento expreso | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de mmarglezgomez.com) en Amsterdam, Holanda | Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos | Información adicional: Aviso legal y política de privacidad de mmarglezgomez.com | Contacto: info@mmarglezgomez.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información o para ver como desactivarlas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies