//Las 3 diferencias esenciales entre Ciencia Ficción y Fantasía

Las 3 diferencias esenciales entre Ciencia Ficción y Fantasía

Hola, queridos seguidores.
Como lectora y escritora siempre me ha preocupado saber las fronteras exactas que delimitan los diferentes géneros literarios. Tras leer el magnifico libro de Orson Scott Card Cómo escribir ciencia ficción y fantasía, las ideas me han quedado mucho más claras. Al igual, Scott Card nos hace un profundo hincapié en que los géneros son una construcción de la propia industria editorial más que una delimitación literaria a pesar de que compartan una amplia cantidad de lectores. Para Orson, el único momento donde es realmente relevante saber si una historia es de un tipo u otro es cuando la estas escribiendo. Sobre la existencia real de los géneros literarios tiene un magnífico artículo Rafa de la Rosa que podéis consultar aquí.

Así pues, una vez llegados a este punto, ¿qué parámetros hacen que una determinada obra se clasifique como ciencia ficción o como fantasía? Aquí tienes la lista de diferencias fundamentales que vas a encontrar entre los dos géneros.

No perderse entre las definiciones lingüísticas de los géneros literarios es toda una hazaña. Sigue la luz.

1. Aplicación de las reglas.

Es sencillo. Si la historia que tenemos entre manos sigue las normas básicas de la física, la biología y las matemáticas, es ciencia ficción. Si hay elementos cuya explicación es imposible mediante la ciencia, como ocurre con la magia, es fantasía.

Esto no quita que una historia en que se viaje a la velocidad de luz deje de ser ciencia ficción. Einstein estableció con su teoría de la relatividad que cualquier cuerpo que alcanzara la velocidad de la luz se transformaría en energía, pero es plausible que en un momento de máximo desarrollo científico se encontrase la manera de aliviar este problemilla. Además, el novelista puede inventar una solución más o menos imaginativa para este hecho, pero la explicación científica ha de estar.

Sin embargo, la existencia de razas humanoides tales como elfos, enanos, goblins u orcos son elementos propios de la fantasía puesto que es del todo imposible que existan. A no ser que estén viviendo entre nosotros, camuflados esperando su oportunidad, pero eso ya sería otra historia que contar. Lo que queda claro es que la fantasía está exenta de dar explicaciones científicas a los acontecimientos que se producen en ella, aunque como toda historia requiere de lógica narrativa y una vez establecidas una normas determinadas, seguirlas dando rienda a la imaginación.

2. La creación de mundos: posible vs imposible

Dentro de la ciencia ficción encontramos multitud de escenarios históricos, basados en el presente, el pasado o el futuro de la humanidad pero siempre plausibles. La ficción especulativa se mueve en un amplio abanico de posibilidades que van desde las ucronías que afectan a un momento concreto del pasado, a las historias más imaginativas de conquista espacial o las visiones postapocalípticas del un planeta Tierra castigado por la insensatez de sus habitantes. Hay mucho trabajo de creación de mundos en estas historias, no os dejéis engañar por el hecho de que parten de un supuesto real, la elaboración que hay detrás de ellos es inmensa.

El viaje en el tiempo y el viaje más rápido que la luz respetan la verdadera frontera entre ciencia-ficción y fantasía: tienen metal y plástico, y usan maquinaria pesada, así que son ciencia-ficción. Si tengo gente que haga cosas mágicas e imposibles con golpes de talismán o rezando a un árbol, es fantasía; si hacen lo mismo pulsando un botón o trepando por una máquina, es ciencia-ficción.
Orson Scott Card.
Cómo escribir ciencia ficción y fantasía

En la fantasía asistimos a todo un despliegue de worldbuildg para inventar mundos enteros con sus sus sistemas de gobierno, religiones y razas, entre otras cuestiones a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a esta titánica tarea. Por mucho que nos pese, la Tierra Media, Nunca Jamás, Camelot o Macondo no existen ni es probable que lo hagan. Son mundos maravillosos que nos alejan de la realidad, nos permiten evadirnos y llevarnos a destinos que no podríamos alcanzar ni con el más veloz de los cohetes. Esto determina que queden encuadrados dentro de la fantasía. Por supuesto, hay historias de fantasía que ocurren en el mundo real o incluso en dos planos, uno real y otro fantástico al que podemos llegar atravesando un armario por ejemplo (Las crónicas de Narnia – C. S. Lewis).

3. Finalidad.

Los seres humanos son los organismos más inteligentes del planeta Tierra. Y sin duda los que más falta de sentido común tienen. Si algo indiscutible tiene la ciencia, es que sus avances se pueden usar tanto para hacer avanzar el mundo como para hundirlo. La ciencia ficción clásica tiene como intención principal crear conciencia de las catastróficas consecuencias que pueden derivar de la conducta humana. Una de mis obras favoritas de este género es Un mundo feliz de Aldous Huxley, que nos presenta una sociedad teóricamente utópica que esconde el terrible motivo por el cual sus individuos aceptan de primeras su estatus sin rechistar.

En los reinos de la fantasía, que igualmente pueden discurrir por oscuros senderos, la intención es menos profética, en cuanto a que el mundo en el que ocurren no es el nuestro, y no por ello dejan de tener enseñanzas a tantos o más niveles que la ciencia ficción. Por supuesto, depende del tipo de obra que analicemos, no va a contener el mismo tipo de enseñanza Blancanieves y los siete enanitos que Canción de Hielo y Fuego, ¿o sí? Al fin y al cabo la madrastra acaba muerta y picoteada por los buitres después de caer desde un precipicio y todo por un problema de celos. Me pregunto que opinará Lysa Arrym de ello.

Ciencia ficción versus fantasía

Bonus: No todo es blanco o negro.

Actualmente existen multitud de obras híbridas que mezclan ciencia ficción y fantasía, en mayor o menor medida, dando lugar a lo que se conoce como ciencia ficción fantástica o fantasía científica. La serie británica Doctor Who, encajaría bien en esta definición, ya que a pesar de contener multitud de elementos de ciencia ficción como son los viajes en el tiempo, el destornillador sónico o la explicaciones racionales a los acontecimientos, muchos de los peligros o situaciones que se cuentan son eminentemente fantásticas.

En conclusión, aunque los límites entre ambos géneros están ahí y debemos conocerlos, las fronteras entre ambos pueden desdibujarse bastante. Tanto como lectora como escritora, me gusta leer ambos y mezclaros sin miedo en mis relatos, a pesar de que en un futuro esto me pueda traer algún quebradero de cabeza editorial. Al fin y al cabo, eso es en lo que consiste la literatura. En experimentar, escribir, leer, volver a leer y dejarnos llevar a otros mundos probables o imposibles pero siempre emocionantes.

Y dime, ¿prefieres ciencia ficción o fantasía?
Me harás muy feliz si me dejas un comentario
y te suscribes a mi lista de correo.
Fuerza y valor.

By |2018-05-21T13:39:26+00:00abril 27th, 2017|Ciencia ficción en español|17 Comments

17 Comments

  1. Leonardo Rodriguez 21/03/2018 at 21:17 - Reply

    Excelente,en mi caso me gusta la ciencia ficciónes jugar con las posibilidades de reales,mientra m la fantasía es algo que difícilmente se dará por ejemplo no me gusta el señor de los anillos,ni game the trhones oorpor me oarepa que la historia humana tiene cosas más inyeinteresa que superan la fantasía de estos,asi que no hay necesidad de meterle más.

  2. fantasialg 10/08/2017 at 11:42 - Reply

    Muy útil tu entrada. Me encanta la fantasía precisamente porque no tienes que estar pendiente de leyes físicas ni mates. Y el miedo a meter la pata, eso no significa que en mis mundos de fantasía no haya leyes que obligatoriamente deba seguir. Gracias por el aporte.

    • Mmar González 10/08/2017 at 19:15 - Reply

      Por supuesto, cada género tiene sus pros y sus contras. Por muy fantástico que sea nuestro mundo tenemos que mantener la coherencia con las leyes que hayamos inventado.

      Gracias por pasarte y comentar, espero verte por aquí más a menudo.
      Un saludo.

  3. Stiby 21/05/2017 at 12:07 - Reply

    Hola!!
    Me ha parecido una entrada muy interesante. Es cierto que en muchos libros las fronteras entre los dos géneros están desdibujadas. A mí ambos me gustan mucho pero creo que mi favorito es la fantasía. De todas formas me encanta cuando todo se explica de un modo más o menos plausible porque me llegan a convencer de que puede ocurrir de verdad y eso hace la lectura llegar a otro nivel.
    En conclusión, muy chula la primera entrada que leo en tu blog, seguro que voy a leer muchas más.
    Ánimo!

    • Mmar González 21/05/2017 at 12:19 - Reply

      Sí, la ciencia ficción tiene ese halo de realidad que nos tiene enganchados al género. Aunque oye, mucha fantasía tiene explicaciones más o menos desarrolladas de loa sucesos que ocurren en ella, con las leyes de su mundo, claro. Y eso también me encanta.

      Me alegra muchísimo que te hayas pasado por aquí, nos leemos.

      Fuerza y valor.

  4. Antonia Gomez Vargas 15/05/2017 at 00:25 - Reply

    Mi pequeña gran escritora sabes que aunque soy lectora voraz la ciencia ficción y la fantasía no son mis fuertes hasta hoy al menos,después de pasarme por tu blog empiezo con una lectura pendiente, Róndola de Sofía Rhei,ya te contaré.

    • Mmar González 15/05/2017 at 12:54 - Reply

      Gracias por pasarte y comentar 🙂
      No a todos nos gustan los mismos géneros, tu eres más de histórica o contemporánea, y la gracia está precisamente en que nos gusten cosas diferentes a cada uno.
      Róndala es un dechado de humor, fantasía y locura, a partes iguales. Disfrútala, ya mismo haremos también reseña.

      Un abrazo enorme.
      Fuerza y valor.

  5. Háskoz 08/05/2017 at 13:35 - Reply

    ¡Muy buenas!

    Un post que me ha encantado, como amante que soy de ambos géneros. Coincido en muchas cosas, pero también discrepo en otras. Una de ellas ya la resaltó David (Cabal). La ciencia ficción consiste en hacer creer que algo así existe o puede existir. Tiene una base que se podría considerar real, aunque también se puede desarrollar en mundos imposibles y con razas más raras que un elfo, por ejemplo xD

    Ahora también es muy común explicar ciertas cosas en las historias de fantasía. Patrick Rothfuss lo hace de manera soberbia explicando la magia de su mundo, la simpatía (entre muchas otras), y esa en particular te la acabas casi creyendo, de que podría ser posible.

    En definitiva, un artículo genial con un tema difícil de tratar. Estaré atento a próximas entradas 😉

    ¡Nos leemoos!

    • Mmar González 08/05/2017 at 14:04 - Reply

      Totalmente de acuerdo. Lo que me gusta de este tipo de artículos es precisamente que no hay una visión absoluta sino muchas perspectivas. Y el hecho de que comentéis y me deis las vuestras hace que me alegre cada vez que tengo un comentario nuevo 🙂
      Por cierto, estoy deseando leer el último de la trilogía de Patrick Rothfuss, porque a este paso va a tardar en sacarlo más que G. R. R. Martin 😂

      Gracias por pasarte por la nave, próximo viaje este jueves. Un beso.
      Fuerza y valor 💪

  6. M. M. J. Miguel 07/05/2017 at 16:19 - Reply

    Muy buen post que resalta las diferencias entre la literatura fantástica/maravillosa y la ciencia ficción.

    Estaré atento para los próximos.

    • Mmar González 07/05/2017 at 16:23 - Reply

      Muchísimas gracias, será un placer verte por aquí.

      Un saludo.
      Fuerza y valor.

  7. Aritz Pérez Berra 06/05/2017 at 15:49 - Reply

    ¡Interesantísimo artículo!

    Estoy muy de acuerdo con las fronteras que marcas. Como dice David, muchas veces no somos conscientes de la finalidad de una historia de ciencia ficción. Y un último apunte. Gracias por el Bonus. Soy un amante de los grises, de la mezcla de géneros. Es muy complicado mezclarlos, pero puede dar unos resultados maravillosos (y también engendros terribles).

    Un cordial saludo y me apunto a la nave, en busca de viajes atravesando universos infinitos.

    • Mmar González 06/05/2017 at 16:01 - Reply

      La humanidad es gris, muchas veces casi negra. Cualquier historia que imite el equilibrio orgánico de la historia acabará batallando con los dos extremos. Es por eso que me gusta tanto el gris, lo veo ‘natural’.

      Es un placer que te hayas apuntado al viaje, recuerda coger suficientes provisiones porque será largo y no estará exento de peligros. Pero dime, ¿qué es la vida sin un poco de riesgo?

      Un abrazo,
      Fuerza y valor.

  8. Silvia Santipolo 05/05/2017 at 15:42 - Reply

    ¡Muy interesante!! Una explicación sencilla y concreta. Ya guardo la dirección de este post, para cuando tenga que dar alguna clase/charla sobre el tema.
    Te sigo leyendo, ¡hasta pronto!!

    • Mmar González 05/05/2017 at 20:04 - Reply

      ¡Muchísimas gracias por comentar Silvia! es un placer tenerte por aquí y más aún si sirve de ayuda para tus clases.

      Un besote

  9. CabalTC 28/04/2017 at 14:01 - Reply

    ¡Hola! Me encantan estos artículos para explicar qué es fantasía y qué es ciencia ficción. La verdad es que, aunque tengan muchas similitudes, hay ciertas diferencias esenciales que las definen. Genial artículo 🙂

    Creo que las tres diferencias que comentas son muy ciertas, pero también creo que falta «algo más» para terminar de separarlas. Para escribir ciencia ficción no se necesita partir del mundo real, ni de la Tierra, ni del sistema solar… ni de nada conocido. De hecho, muchísimas de las mayores obras de ciencia ficción de todos los tiempos parten de supuestos irreales o erróneos.

    Ese «algo más» de la ciencia ficción respecto a ser real o no es la sensación de verosimilitud. Da igual que crees razas imposibles, tecnologías imposibles o te inventes dimensiones paralelas no demostradas. Lo que importa de verdad en la ciencia ficción es que el lector «crea» que eso que le estás contando es real. Quizá parece una diferencia muy pequeña eso de «ser» con «parecer», pero cuando escribes ciencia ficción hay un mundo enorme entre que eso que te inventas «pueda ser» y que te inventes algo que «parezca que puede ser».

    Eso sí, muy bien visto ese tercer punto de la «finalidad». No todo el mundo lo detecta como parte inherente a la ciencia ficción. De hecho, creo que ni siquiera los escritores nos damos cuenta de esa «finalidad» cuando escribimos. Pero lo que es innegable es que todas las obras de ciencia ficción buscan hacerte reflexionar sobre algún tema.

    Muy buen artículo y un abrazo,

    David Olier

    • Mmar González 28/04/2017 at 15:02 - Reply

      ¡Hola David! Es un placer que hayas venido a visitar mi nave 🙂
      Tu comentario no es solo acertado, sino que me ha hecho verlo desde otra perspectiva. Diría que tenía tan asimilado el hecho de que uno parece real y el otro no, que lo he dado muy por hecho. Desde luego que hay mucha diferencia entre ‘ser’ y ‘parecer’ y lo voy a tener muy en cuenta a la hora de realizar nuevas entradas de nuestros géneros favoritos.

      Muchísimas gracias por el comentario, por el detalle y la larga explicación porque no sólo enriqueces mi pequeña nave sino que me das impulso para seguir volando.

      Fuerza y valor.

Leave A Comment

Responsable: María del Mar González Gómez | Finalidad: gestionar los comentarios | Legitimación: tu consentimiento expreso | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de mmarglezgomez.com) en Amsterdam, Holanda | Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos | Información adicional: Aviso legal y política de privacidad de mmarglezgomez.com | Contacto: info@mmarglezgomez.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información o para ver como desactivarlas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies